Señal fantasma


مرگ بر شاه morg bar shâh, muerte al sha. Ahora, en julio de 2015. Treinta y seis años después de la revolución. En Isfahán, en los callejones detrás del bazar.

“Cuarenta días después de los acontecimientos de Qom, la gente se reunió en las mezquitas de muchas ciudades de Irán para recordar a las víctimas de la matanza. En Tabriz, la tensión creció tanto que estalló la insurrección. Una muchedumbre recorría las calles gritando “Muerte al Sha.” Se desplegó el ejército y convirtió la ciudad en un baño de sangre. Cientos murieron, miles quedaron heridos. Tras cuarenta días, las ciudades estaban sumidas en el luto – era el momento de conmemorar la matanza de Tabriz. En una ciudad – Isfahán – el gentío desesperado, colérico, se lanzó a la calle. El ejército rodeó a los cabecillas y abrió fuego; murió más gente. Pasaron otros cuarenta días y el dolor volvió a reunir a la gente en docenas de ciudades para lamentar la suerte de los caídos en Isfahán.”
Ryszard Kapuściński: El emperador, 1982


Canción de dolor del día de Ashura, por Abolfazl, hermano del imam Huseín, muerto en martirio junto con su hermano en Kerbala. Como ya hemos escrito, este hecho define el paradigma del martirologio chiíta.

Foto de Abbas (Magnum Photos), 1979