El amigo falso


Los sellos de correos van generalmente unidos a historias curiosas. Y una bastante sorprendente es la que os contamos ahora. Ved el objeto que se mostraba hoy mismo en una casa de subastas:

«Sello de correos con la leyenda Poštovní úřad Ilnice en checo y serbio, del asentamiento albanés de Ilnice / ca. 1910. Albania, Ilnice, Tampón del servicio de correos checo 36 mm.»

En verdad tuvo que ser un momento histórico, la culminación del multiculturalismo de los «felices tiempos de paz», cuando se inauguró la primera oficina de correos en la montañosa ciudad albanesa de Ilnicë, entre las pintorescas montañas de los Balcanes, no lejos de la actual frontera con Macedonia. ¡Y vaya oficina de correos! Con un sello bilingüe, checo y serbio, y con el león de dos colas en lugar de las águilas bicéfalas del imperio austriaco o las águilas albanesas reales. Todo esto en 1910, cuatro años antes de la Gran Guerra y ocho años antes de que cambiara la larga frontera de Europa Central. ¡Qué armonía entre las naciones de aquella Centroeuropa! ¡Ay, si hubiera permanecido así!


Pero no lo hizo. Y tal vez nunca fue así. Después de todo, ¿cuál es la fuente real de esta ubicación? El hecho cierto es que si buscamos «Ilnice», Google apunta a la ciudad albanesa. No nos da más resultados. Sin embargo, si utilizamos un mínimo de sentido común y pensamos dónde y cuándo se utilizarían simultáneamente esos estampillados oficiales checos y cirílicos bajo los auspicios del león de dos colas, nos percataremos de que solo podría ser en un rincón diametralmente opuesto de la antigua monarquía austro-húngara: en Rusinsko, anexada de Hungría a Checoslovaquia en 1920. Y entonces ya nos será fácil encontrar, no lejos de Nagyszőlős/Vinogradov, siguiendo la corriente del Ilnitska, el pueblo de Ilonca (en checo, Ilnice, en rusino Ильниця, en rumano Ilniţa, y en su moderno nombre oficial ucraniano Ільниця), del cual ni un solo nombre histórico, como los del sello, es conocido por Google.

En lingüística, un «faux-ami», falso amigo, es una palabra que suena similar en dos idiomas pero tiene un significado diferente en ambos. Así ocurre con el checo Ilnice y el albanés Ilnicë. De la descripción de la subasta anterior también aprendemos que, sin el debido cuidado y visión crítica de las fuentes, Google también puede ser tu falso amigo.

No hemos podido encontrar ni una sola postal contemporánea de Ilonca. Esta que colocamos aquí es de la vecina Ilosva, ciudad más próxima a la carretera principal y al ferrocarril, razón por la cual debía contar con más clientes de correos. Nos vale. Después de todo, está más cerca de Ilonca que la albanesa Ilnicë.