Un cementerio en Kostroma



El cementerio, al parecer, siempre ha estado aquí, pero la iglesia de ladrillo fue construida solo justo antes de la primera guerra mundial, costeada por el campesino y albañil local Polyashov, quien durante muchos años trabajó en San Petersburgo y como resultado de su labor de primera clase en la restauración del Palacio de Invierno se le concedió el título de ciudadano honorario de la capital. Se le puede ver aquí, en la ceremonia de dedicación, frente a la ventana de la iglesia construida por él, a la derecha de la mujer con el chal blanco: un elegante caballero de barba entrecana.


Fue él quien colocó una de las pocas piedras talladas del cementerio, sobre la tumba de su padre. "Крестьянин деревни Погорелово Иван Дмитриевич Поляшов" —«Ivan Dmitrievich Polyashov, campesino de Pogorelovo»— sólo eso escribió; este era el origen del que estaba orgulloso el ciudadano de San Petersburgo, el maestro de obras del Palacio de Invierno.



Muy cerca se encuentra la tumba de la hija del terrateniente local: Anna Vasilyevna murió a la edad de 22 años el 14 de agosto de 1889. Las cabezas de los dos querubines han caído pero aún están junto a la tumba. La cruz, sin embargo, fue aserrada al principio de la era soviética.



Solían poner un icono en los nichos.







La tumba de un maestro.






Un pino en la tumba, y ante la valla de madera de la sepultura, una placa de hierro fijada con dos barras: «Hier Ruht ihn [sic] Gott GEORG HAUK, 1908-1947». ¿Qué te ha traído hasta aquí, Georg, hasta la frontera norte de Rusia? ¿Alguna vez pensaste que una día yacerías en este sitio? ¿Quién podría aquí escribir un epitafio en tu idioma?




Здравствуйте, Леонид Аркадьевич. У меня к вам большая прозьба живём мы в деревне унас нет ни дороги ни телефна живём 8 пенсионеров за хлебом ходим за два километра по грязи. Леонид Аркадьевич у нас с бабушкой развалилась русская печка а сложить иё очень дорого надо две тысячи, а мы получаем 500 рублей на двоих пенсию получаем бабушка уменя инвалид мне 63 года а ей 66 лет печника нам нанять неначто вот я и прошу вас помогите пожалуйста вышлите нам денег печку нам топить нельзя вся развалилась очень прошу помогите пожалуйста мы вам будем очень благодарны в прзьбе прошу не отказать
С уважением

Подпись, обратный адрес
3 апреля 1999г
Querido Leonid Arkadevich, tengo una petición grande para usted vivimos aquí en el pueblo no hay carretera ni teléfono ocho pensionistas viven aquí para el pan tenemos que andar dos kilómetros por el barro. Leonid Arkadevich, aquí por nosotros, con la abuela, y la estufa se ha estropeado es muy caro el arreglo sería como dos mil y nosotros solo tenemos 500 rubbels [unos 18 euros] de pensión con la abuela que es una inválida y yo tengo 63 y ella 66 no hay manera de pagar por la estufa por eso le pido por favor nos ayuden a mandarnos el dinero no podemos arreglar la estufa que se ha roto les pido muy mucho que nos ayuden estaremos muy agradecidos por favor no se nieguen
Con respeto

Firma, dirección del remitente
3 de abril de 1999

Los ladrillos de la estufa todavía están allí amontonados. El pueblo se vació antes de que Rostelekom introdujera el teléfono en la zona. En el pueblo de al lado, adonde solían ir a por el pan, hay una centralita telefónica. Pero, entre tanto, también se ha despoblado.