Wang Wei vuelve a casa

仄徑蔭宮槐,
幽陰多綠苔。
應門但迎掃,
畏有山僧來。


zè jìng yīn gōng huái
yōu yīn duō lǜ tái
yīng mén dàn yíng sǎo
wèi yǒu shān sēng lái


sendero de montaña
a la sombra
de las sóforas

oculto
y húmedo
y cubierto de musgo verde

hay que barrer
delante de la valla
quizá venga un huésped

el anciano de las montañas
tal vez venga hoy

Durante cuatro años las sóforas han crecido a lo largo del río Wang, y el camino se ha ido alargando a su sombra. El juego poético que iniciaron hace doce siglos Wang Wei y Pei Di lo hemos seguido nosotros, al principio en inglés, español y húngaro y luego, cuando los temas y nuestros compañeros de viaje así lo requerían, también en italiano, ruso, catalán, azerí y turco, sin contar los otros idiomas de las citas u ocasionalmente traducidos. Pero si el viejo de las montañas, el propio Wang Wei, llegara hasta nosotros, solo a partir de hoy podría entrar en la conversación. El sendero que conduce hasta la valla lo ha barrido a conciencia Minus273 inaugurando ahora la versión china de Río Wang. Así lo cuenta en la entrada de bienvenida del nuevo blog 辋川诗抄 Wăngchuān shīchāo, “Poems of Wang river”: *

«Fue en el blog de Language Hat donde oí hablar por primera vez de «Poemas de Río Wang» - 辋 川 诗 抄 - el blog escrito por Studiolum y sus amigos, y cuanto más lo he ido leyendo, más cariño le he tomado. Al final decidí empezar a traducirlo, por puro placer, para elaborar poco a poco una versión china de estas páginas al otro lado de la Gran Muralla Cortafuegos. También me puse a pensar en por qué me gusta tanto este blog, hasta el punto de dedicarle el tiempo de traducirlo y desear mostrárselo a todo el mundo. En esta modesta presentación de la traducción, por tanto, quiero exponerles mis razones.

Probablemente uno de los motivos es que este blog atestigua una y otra vez el amor a la vida y a la belleza. No se puede añadir mucho a esto, basta con observar la aguda mirada que hay detrás de la elección de cada imagen y leer las historias fascinantes y emocionantes, para sentir lo mismo que siento yo. Otra cosa que me ha tocado es su cosmopolitismo erudito.

Poemas de Río Wang no es sólo un blog cosmopolita, sino, exagerando un poco, el cosmopolitismo en persona. Vagar por todo el mundo, por cualquier medio, a pie o en mouseback, para descubrir, para comprender, para disolver las fronteras entre un «ellos» y un «nosotros», a la búsqueda de las raíces comunes a los lugares distantes y a nosotros mismos —este impulso es una característica fascinante del río Wang. Y estimo particularmente rara la sensibilidad y la complejidad con la que en los Poemas del Río Wang se habla de la historia, de una forma que delata a las personas realmente libres: perdonar, pero no olvidar. Basta con echar un vistazo a cualquier entrada e inmediatamente se comprueba que nunca Studiolum y sus amigos niegan la belleza de la historia a la vista del horror de la historia, ni usan tampoco la belleza de la historia para disimular su fealdad. Examinan las injusticias del pasado no con odio, pero tampoco cediendo los principios básicos de la humanidad en favor de una elusión hipócrita de los conflictos. Y si usted es como yo, una persona que busca su camino entre la oscuridad de ideas en contraste y las interpretaciones de la historia, entonces río Wang le permitirá atisbar y seguir una dirección en el flujo y en el remolino de los pensamientos.

El Internet chino, al igual que el de cualquier otro idioma del mundo, todavía está lleno de ignorancia deliberada y de prejuicios, no necesariamente malintencionados, hacia el mundo —sin importar si ese mundo es el «nuestro» o el de «los otros»—. Sin embargo, el deseo sincero de entender el mundo real a través del virtual ya ha provocado algunos beneficios en comparación con la nada de hace diez años. Con este consuelo en la mente me dedico a traducir los poemas de Río Wang, para contribuir así, con mi capacidad, a esta primera etapa de la evolución; y también porque estoy convencido de que la información, especialmente si se presenta con amor y belleza, es siempre más que solo información. En todos los rincones de la tierra desconocida, en cada período de la historia remota siempre había alguien con la cara iluminada por una cálida sonrisa. Si el lector al final de esta traducción experimentara esa sonrisa, la cálida sensación de estar en casa, sería el mayor premio para los esfuerzos del traductor.»


Más allá de nuestra profunda gratitud y emoción, es particularmente sorprendente en esta introducción que subraya exactamente aquello que nosotros consideramos como lo más importante en Poemas del río Wang, más importante que su fuerte visualidad, su apertura idiomática, su atención a lugares de difícil acceso o cualquier otra cosa que para el ojo europeo o americano destacaría en una primera ojeada al blog.

Nuestro segundo pensamiento es acerca de la gran responsabilidad que supone el lanzamiento de esta nueva versión. Ya hemos comprobado que cada nuevo idioma implica nuevo público, nuevos criterios y nuevas expectativas, de modo que al escribir sobre el pasado de Mallorca o de Hungría, también tenemos en cuenta cómo va a ser leído en Moscú o en Bakú. Pero ahora, escribir algo que sabemos que será interpretado por casi mil quinientos millones de lectores potenciales del otro lado del globo, dentro de una cultura completamente diferente, no podemos tomarlo a la ligera. Trataremos de estar a la altura de estas circunstancias.

Queremos que el camino sea largo. Lleno de aventura, lleno de conocimiento.