Viajes de otoño: Lwów, Odesa, Subotica


Pese al retraso de unos días, por fin tenemos la lista definitiva de viajes que organizamos este otoño y cuyo abanico de posibilidades presentamos previamente. Antes de ver los tres viajes que quedan definitivamente programados, una noticia no tan buena: aplazaremos el cuarto viaje a las aldeas jasídicas de la región del vino de Tokaj húngaro, que teníamos planeado para finales de septiembre. No por falta de viajeros precisamente: podríamos haber llenado un minibús —lo que demuestra que un viaje breve y de bajo coste es tan atractivo como los otros más largos. La causa del aplazamiento ha sido unos imprevistos compromisos laborales de nuestro guía en aquella región de Tokaj, Két Sheng —mi hermano Gyuri, erudito hebraico en Copenhague— que le impiden tener ahora un fin de semana libre para volver a Hungría. Y es él quien conoce como la palma de su mano el pasado y los vestigios judíos de la región. Sin él el viaje no sería lo mismo. Por lo tanto, sintiéndolo en el alma, tenemos que posponerlo hasta la primavera próxima. Y puestos a encontrar un consuelo hay que saber que por entonces ya se podrá degustar en Tokaj el vino de la cosecha de este año.


En los dos viajes a Ucrania, sin embargo, había tanta gente interesada que no podía dudarse de que iban  a organizarse. El viaje a Lemberg / Lwów será durante un largo fin de semana del 20 al 23 de septiembre (de jueves a domingo) de manera similar a como hicimos en julio: un día de viaje desde Budapest hasta allí, y otro de vuelta; y de camino parada en Drohobycz (donde ahora estoy escribiendo esto, sentado en el café Bruno Schulz, frente al parque ubicado sobre el antiguo barrio judío, con la estatua de Stepan Bandera erguida en el centro). En los otros dos días visitaremos la ciudad vieja de Lwów, su barrio armenio y judío, el distrito art nouveau, el cementerio Łyczakówski —el panteón polaco—, el museo al aire libre que preserva los restos de la peculiar arquitectura en madera rusina, el campo de exterminio de Janowska, y la ciudad renacentista de Zhovkva / Żółkiew. El alojamiento será en el distrito art nouveau, en torno al prestigioso Paseo Shevchenko —antes Académico—, en un piso y en lo que allí se denomina un «albergue de lujo», que en las categorías de Ucrania se traduce como hotel de alta calidad. El programa detallado, los costes de la participación y los plazos se pueden ver en la nuestra página de viajes, así como en la página de Facebook que dedicamos al evento. Como aperitivo, os recomendamos leer los reportajes de los anteriores viajes a Lwów recogidos en nuestra página de viajes, especialmente el último.



El anhelado viaje a Odessa se ​​organizará un mes más tarde, del 17 al 23 de octubre (de un miércoles al otro jueves). El camino cuenta dos días desde Budapest a Odessa y dos días de vuelta, haciendo parada en varios lugares interesantes y con noche en dos hermosas ciudades: de ida en Czernowitz, con su ejemplar estilo Monarquía, y volveremos por Kamenets-Podolsk, una ciudad medieval donde tenemos reservado un hotel de calidad extra —sauna, baño turco, buffet... el tipo de lujo de la era Brezhnev— a un precio absolutamente básico. En Odesa —donde he estado hace tan sólo unas semanas para preparar el viaje— me las he arreglado para reservar una serie de apartamentos de excelente calidad en una casa del centro de la ciudad, al lado del parque y a sólo unas calles del paseo marítimo, cosa muy buena porque los hoteles en Odesa o son muy caros o están muy lejos del centro. Desde aquí vamos a visitar la ciudad, el clásico barrio marinero, la Moldavanka, los barrios judío y griego, el mercadillo del domingo. A petición popular también he organizado una cena —opcional— para cada noche (excepto la primera en Czernowitz), en los excelentes restaurantes judíos, búlgaros e italianos, que representan tres grandes grupos étnicos de Odesa, y también en el restaurante ucraniano del castillo medieval de Kamenets-Podolsk: costarán entre 100 y 150 hrivnyas (1 euro = ca 10. hrivnyas). Los precios detallados del programa, plazo y otras informaciones están (y aún otra parte seguirá) publicados en nuestra página de viajes, así como en la página de Facebook dedicada a estos eventos.



Por último, entre los dos viajes, del 4 al 7 de octubre, la Asociación Cultural Judía Húngara organiza un viaje a Szabadka / Subotica. Yo no participo en la organización del viaje pero haré de guía de los dos recorridos arquitectónicos, sobre el art nouveau de Subotica y el elegante balneario vecino a Palić. Los detalles de este denso y atractivo programa se pueden leer en la página de Facebook del evento.


En los días y semanas siguientes voy a tratar de preparar estos viajes con más entradas sobre Lemberg, Odesa y Subotica en este blog, y añadiré informaciones más concretas en las respectivas páginas de Facebook. Volved por aquí pronto. Sopesad vuestras posibilidades. Acompañadnos.