La República del Otro Lado del Río


No es la de Transnistria sino una mucho menor y ciertamente mucho más acogedora. Esta república se ha establecido más allá del pequeño río de Vilnius, en el antiguo gueto repoblado, tras la deportación de los judíos, primero por marginados y por los más pobres de la ciudad y luego, desde los setenta, por un creciente número de artistas bohemios y de pocos posibles. Son ellos los que proclamaron en 1997 la República de Užupis («del otro lado del río»), con su propio presidente, obispo y embajador en Moscú, y dotada nada menos que de cuatro banderas.


Según la leyenda acerca de la fundación de la República, una vez que hubieron retirado la estatua de Lenin, el pedestal vacío espoleó el sentido estético de los artistas, que unieron sus fuerzas para colocar allí, en el mejor estilo del realismo socialista, una estatua de Frank Zappa. Esta iniciativa despertó tan vivamente sus conciencias que tomaron una solemne decisión: independizarse de Lituania ya que se había desinteresado por completo de aquel barrio desolado, y forjar su propio destino con las manos. Sea como fuere, ahora el símbolo del estado independiente es la estatua del ángel que erigieron en la calle mayor en 2002. Es esta la imagen que ha dado finalmente el nombre oficial al nuevo estado: República del Ángel es el sello que estampan orgullosamente en el pasaporte de todos los visitantes que entran en la taberna al extremo del puente, sobre la misma orilla del río.